domingo, 2 de octubre de 2011

Los Hombres de mi vida

El primer hombre de mi vida, lo conocí con 3 años y con 12 me la marco para siempre.
Cuando llego el momento de comenzar a conocer chicos como novios o parejas , me atraían solo los tímidos y débiles a los que proteger y cuidar, no fui consciente hasta muchos años después.
La herida se va curando, a base de mucho esfuerzo y gracias a ello, el viernes me di cuenta de un cambio importante.

Ya no quiero ser madre quiero ser mujer.

Se acabo enamorarme de chicos tímidos débiles a los que enseñar a vivir.
Ahora me atraen los hombres que me enseñan, que me aportan, que me hacen pensar, que me rebaten mis ideas, valientes, fuertes, decididos. Y puestos a proteger que me protejan  ellos a mi que yo ya los compensare.

22 comentarios :

  1. Muy buena reflexión, es importante que te des cuenta de ello!.
    Yo durante algún tiempo también fui novia-madre, creo que eso tiene bastante que ver con la inseguridad en nosotras mismas, porque los novios-hijos generan sentimientos de dependencia hacia nosotras y eso nos da seguridad.
    Me alegra el cambio, por cierto si encuentras alguno asi que no te valga .... mandamelo!!!, jajajaja
    Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  2. Lo raro sería que no coincidiéramos no?ja ja
    En mi caso es por un instinto maternal exagerado y porque me sentía mas segura si era yo la madura o la que dominaba la situación.
    Ahora creo que ya no es necesario.

    ResponderEliminar
  3. Vaya!, pues va a ser que si nos parecemos las tres! xD

    Durante mucho tiempo también fui "novia-madre", aunque actualmente no es el caso, y estoy de acuerdo, es una manera de sentirnos seguras ya que el "novio-hijo" crea dependencia hacia nosotras... pero realmente no vale la pena!... mejor un hombre hecho y derecho que sepa lo que quiere de la vida y que esté con nosotras porque nos quiere como somos y porque realmente lo valemos!

    Besote a las dos!!

    ResponderEliminar
  4. Me da la impresión de que lo raro es ser mujer. Yo también he sido novia-madre, y ahora que hace tiempo que no lo soy, me he alejado bastante de ese papel, me apetece estar con alguien que no me necesite, que quiera estar conmigo, pero que no me necesite, no tener que tirar de un carro siempre yo, etc.

    En fin, supongo que mientras nos demos cuenta a tiempo, ya nos va bien así, ¿no?

    ResponderEliminar
  5. Sin duda Exter, esa es la gracia, darnos cuenta a tiempo y rectificar el rumbo.
    Enhorabuena a las 3 por ello!
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. no hay nada en este mundo que me de más grima que una novia-madre.

    además para eso existe una frase, MADRE NO HAY MÁS QUE UNA! :P

    ResponderEliminar
  7. Exter, hay muchas chicas que buscan otros tipos de chicos que no necesitan una novia-madre. buscan novios que les hagan de padre... hay de todo en la viña del señor.

    Fran: a ti te dará grima porque eres un tío hecho y derecho y cuando quieres una chica la quieres como compañera , pero hay chicos que sin darse cuenta buscan alguien que le saque las castañas del fuego...

    ResponderEliminar
  8. Pues antes sola que mal acompañada.

    ResponderEliminar
  9. Hola, Celia. ¿Sabes? Lo que creo es que cada uno debería obtener de su pareja lo que quiere, sin etiquetarla. Si la cosa funciona, pues de puta madre, y si no, pues no. Pero yo creo que en un par de meses ya se sabe de qué pie cojea cada uno. La verdad es que yo también flipo con muchos hombres y mujeres. Pero cuando digo que un hombre tiene que ser un hombre y una mujer, mujer, me refiero a un hombre adulto y a una mujer adulta, no a extraños complejos de Edipo y de Electra disfrazados en la pareja.

    Un besito.

    ResponderEliminar
  10. Cualquiera, en algún momento dado, necesitará que le hagas un poco de mamá, por muy duro que parezca su caparazón... Así que no te olvides del todo de esa faceta, que seguro que se te da genial. ;P

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Sbm: No pretendo poner etiquetas pero a veces para explicar las cosas a personas por escrito es necesario poner ejemplos, adjetivos, etc.
    Un besito

    Juaroles: Nunca me olvidaré de esa faceta, tengo demasiado instinto maternal , como para no poner mi hombro a cualquier hombre por muy machote que sea je je.

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Llevas razón, Celia: ya nos hemos cansado de niñatos. Queremos hombres de verdad!!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  13. el sorteresianismo no es buena opción, no.

    ResponderEliminar
  14. Como si fuera tan fácil decidir donde pone Cupido su flecha, muchas veces nos enamoramos de quien no cuadra con nuestros modelos, nuestros gustos. Son las grandezas y las miserias del amor,uy qué cursi me ha quedado, ¿no?

    En cualquier caso, bueno es saber lo que no quieres, al menos a priori.

    Un abrazo, Celia

    ResponderEliminar
  15. También hay algunas que van de madre y otras muchas que son autenticas madrastras.

    ResponderEliminar
  16. Raúl: Perdona?

    Sese: tienes razón no podemos elegir de quién nos enamoramos . la cuestión es que antes sí elegía y a demás no me atrevía ha acercarme a las personas que ahora me atraen.

    Españoleto : Sí hay madrastras sí.

    ResponderEliminar
  17. Ahora el problema es...¿dónde encontramos esos hombres?

    ResponderEliminar
  18. Lili: tu no te quejes que ya tienes uno! jaja

    Ana: Yo antes no los veía, ahora que los veo, ellos no me ven a mi.

    ResponderEliminar
  19. Bien genial, me has hecho ver dónde choco con mi ragazzo, no si por algo siempre me los busqué más mayores e "independientes", sabían poner sus lavadoras, ir al banco a arreglar sus temas, planchar, hacerse la comida etc etc, además ellos organizaban las excursiones yo no me preocupaba de nada en absoluto, y aquí me ves ahora organizando yo todo el guateque para ir a Suiza cuando él estos días no trabaja! En fín hoy gracias a tu post, le di un recado, salió la frase "a ver ya eres grandecito..." y todo!

    Un beso

    ResponderEliminar
  20. Cocci: No se si alegrarme de habertelo hecho ver :-S

    ResponderEliminar
  21. Esa fue la principal razón por la que dejé a mi ex. Hoy hace dos años de eso.
    Sigo sin querer ser madre. Prefiero ser mujer.

    ResponderEliminar

y tu, que opinas?